SEITÁN

SEITÁN



SEITÁN

Descripción: originario de Extremo Oriente, se conoce comúnmente como “carne vegetal”, tanto por sus características (alimento proteico, sabor fuerte, consistencias firme) como por su empleo culinario. 

Ingredientes: harina de trigo*, agua, tamari* (salsa soja), alga kombu* y jengibre* (*de producción ecológica).

Alérgenos: contiene trigo, soja

Aspectos nutricionales: es un alimento rico en proteínas que, por su gran digestibilidad y ausencia de grasas y colesterol, resulta idóneo para todos los grupos de población como niños, ancianos, deportistas, embarazadas, personas con problemas de obesidad y/o hipercolesteolemia, etc. Sin embargo, cabe destacar que es un alimento que no puede ser consumido por los celíacos.

El seitan se compone fundamentalmente de dos proteínas; la gliadina y lgutenina (gluten), las cuales proporcionan al producto final la elasticidad y solidez que lo caracterizan.

Las proteínas del trigo, al igual que el resto de cereales, son deficitarias en un aminoácido esencial; la lisina. Sin embargo, el seitan se enriquece en este nutriente durante la cocción, ya que tanto el tamari como el alga kombu poseen cantidades importantes de este nutriente. Asimismo, la cocción proporciona al seitan un suplemento de vitaminas y minerales, mejoran su digestibilidad y proporcionan al alimento su sabor característico.

Valor nutricional (en 100g): Valor energético: 125 kcal (522,5 KJ); Grasas: 1,9g (de las cuales saturadas 0,4g, Monoinsaturadas 0,3g y Poliinsaturadas 1,1g),  Hidratos de Carbono: 9g (de los cuales azúcares <0,49g), Proteínas: 19g, y Sal 0,7g.

Presentación: el seitan Sojhappy se presenta en piezas irregulares de 300g y en formato granel (peso variable, precio/kio), en ambos casos envasados al vacío y pasteurizados. En la etiqueta del producto se indican la fecha de caducidad, peso neto, lote, ingredientes, valor nutricional y el sello regulador de agricultura ecológica.

Conservación/vida útil: el seitan Sojhappy, al ser un alimento fresco, se debe conservar en frío entre 2-4ºC. Una vez abierto el envaso, si no se consume toda la pieza, la parte sobrante se debe guardar en el propio envase, en refrigeración, durante 3-4 días. Al tratarse de un producto fresco (90 días de caducidad), tanto la distribución como el transporte se deben realizar en refrigeración para evitar que se rompa la cadena de frío.

Empleo culinario: a pesar de tratarse de un alimento precocinado, por su naturaleza proteica se recomienda consumirlo en caliente. El seitan se puede incluir en cualquier receta empleada para carne o derivados cárnicos; se puede cortar de diversas formas y se puede rebozar, triturar, saltear, hornear, asar, etc., siempre condimentado al gusto del consumidor. Asimismo, se puede preparar directamente a la plancha (condimentado con tamari) o emplearse en la elaboración de platos preparados como hamburguesas, croquetas, canelones, etc.



0.300 kg



5,53